¿Necesitas energía extra? sigue leyendo…

¿Sabes que el Kundalini Yoga es ideal para reunir, concentrar y suavizar tu energía?

Muchas de las kriyas y meditaciones que realizamos en clase tienen como función aumentar la vitalidad y acumular energía gradualmente dentro de nuestro cuerpo, haciendo circular la energía que ya tenemos o liberando los bloqueos que nos mantienen alejados de nuestra propia energía.

El objetivo de la práctica de Kundalini Yoga es utilizar la energía que nuestro cuerpo genera de forma natural, potenciando la vitalidad como un regalo universal de conciencia, calibre y fuerza que está al alcance de todo el mundo.

Prueba la siguiente meditación si necesitas un extra de energía y siente sus beneficios:

Respiración de 3 segmentos para la Salud, Energía y Radiancia

POSTURA: siéntate en postura fácil con la espalda recta, la barbilla hacia el cuello y el pecho elevado.

MUDRA: Junta las manos sin entrelazar los dedos, colocando las palmas de las manos juntas y cruzando los pulgares. Los dedos de la mano derecha están juntos encima de la mano izquierda y los dedos de la mano izquierda envuelven el exterior de la mano derecha. Sostén las manos en el centro del pecho, el centro del corazón (mira la imagen para observar el mudra más fácilmente)

FOCO: Ojos cerrados enfocados en el entrecejo

RESPIRACIÓN: Inhala en 3 golpes a través de la boca (1 segundo por golpe = inhala en 3 segundos) y con cada golpe aprieta y relaja las manos muy conscientemente. Estás creando un pulso en tus manos que coincide con el ritmo de la respiración. Exhala a través de la nariz en un golpe (1 segundo). Las manos permanecen juntas en la exhalación, pero sin apretarlas.

TIEMPO: continúa durante 15 minutos

PARA TERMINAR: Inhala, retén la respiración durante 15-20 segundos (o el tiempo máximo que puedas) y aprieta muy fuerte las manos. Aprieta cada músculo de tu cuerpo y eleva la energía por tu columna vertebral. Exhala de un golpe por la boca. Inhala de nuevo, retén la respiración durante 15-20 segundos (o el tiempo máximo que puedas) y aprieta tus hombros, brazos, pies, gluteos, espalda, todo tu cuerpo como si quisieras convertirte en acero. Exhala de un golpe por la boca. Inhala, retén la respiración durante 15-20 segundos (o el tiempo máximo que puedas) y no hagas nada, sólo mantén la respiración retenida y el aire dentro de ti. Exhala lentamente y relaja.

Fuente: 3HO (https://www.3ho.org/kundalini-yoga/pranayam/3-stroke-breath-health-energy-and-radiance)