Meditación para la sanación

Yogi Bhajan la enseñó por primera vez en el verano de 1973. Esta meditación de sanación se utiliza para atraer la energía sanadora para nuestros amigos/as, familiares y nosotros mismos/as. Pruébala cuando desees enviar energía curativa a un ser querido o necesites curarte a ti mismo/a.


POSTURA: Siéntate en Postura Fácil con la columna recta y aplicando una ligera cerradura de cuello.


MUDRA: Los codos están doblados hacia abajo a los lados y están cómodamente metidos pero firmemente contra las costillas. Los antebrazos están casi perpendiculares al piso, con las manos extendidas en un ángulo de 45 grados desde el centro del cuerpo. Las palmas están perfectamente planas, mirando hacia arriba, con las manos dobladas hacia atrás en las muñecas. Debes sentir un tirón en la parte más baja de tu antebrazo mientras casi extiendes la muñeca para aplastar las palmas. Los dedos se mantienen uno al lado del otro, excepto que el pulgar se separa de los otros cuatro dedos.


OJOS: Cerrados.


MANTRA: Este mantra consiste en 8 sonidos básicos: Ra Ma Da Sa, Sa Se So Hang
Este mantra aprovecha las energías del sol, la luna, la tierra y el Espíritu Infinito para brindar una sanación profunda. Es importante tirar del punto del ombligo con fuerza en el primer Sa y en Hang. Ten en cuenta que la palabra Hang no es larga y prolongada. Más bien, se recorta con fuerza al tirar del ombligo. Canta un ciclo completo de todo el mantra con cada respiración. Luego inhala profundamente y repite. Recuerda mover la boca con precisión con cada sonido. Trata de sentir la resonancia en la boca y en el área de las fosas nasales.


FOCO MENTAL:
Puedes elegir visualizar mentalmente a la persona o personas que deseas sanar, mientras les envías esta energía para su bienestar.


TIEMPO: Continúa cantando entre 11 a 31 minutos.


PARA TERMINAR: inhala profundamente y sostén la respiración mientras ofreces una oración de sanación. Visualiza a la persona que deseas sanar como totalmente sana, radiante y fuerte. Ve a la persona completamente envuelta en una luz blanca curativa y completamente sanada. Luego exhala e inhala nuevamente, contén la respiración y vuelve a ofrecer la misma oración. Exhala.