Yogi Tea Té Verde Energía 17 filtros

3.50

El té verde mejora la alerta y la concentración interior de nuestra alma. Estar despiertos y alerta nos da una mejor perspectiva y una presencia consciente. Disfruta del tradicional guaraná de la selva junto con el suave té verde en esta centrada mezcla de YOGI TEA®. La menta, la hierba limón y la flor de saúco le dan a esta mezcla un final fresco y afrutado.

La esencia de esta infusión es: Meditación en movimiento.

Descripción

Ingredientes

Té verde

El Sencha, el té verde que utilizamos, se denomina también el «rey del té verde». Concentra las propiedades más positivas de la planta del té verde y las resalta de forma especialmente equilibrada con su marcado sabor fresco.

Hierba limón

En el sudeste Asiático también se conoce esta especia y planta medicinal aromática bajo el nombre de «hierba de la fiebre». Contiene aceites esenciales y posee un intenso y fresco sabor cítrico. Hasta la fecha se desconoce de dónde procede originariamente esta planta de la familia de las gramíneas utilizada sobre todo en la cocina asiática.

Guarana

El guarana es una planta autóctona fundamentalmente del área del Amazonas, a la cual los indios atribuyen que proporciona la fuerza propia de un ser superior divino. Crece en forma de liana hasta los 12 metros de altura y pertenece a la familia de las sapindáceas. Sus frutos anaranjados tienen un sabor ligeramente amargo y un elevado contenido en cafeína.

Menta

Descubierta por primera vez en 1696 y probablemente el resultado del cruce por casualidad de Mentha aquatica y Mentha spicata, figura hoy entre las plantas medicinales más importantes del mundo. La menta piperita tiene un sabor ligeramente picante y es popular en todo el planeta por su aroma refrescante y sus apreciados componentes. En 2004 fue elegida como planta medicinal del año.

Jengibre

El jengibre se utiliza en el Lejano Oriente desde hace más de 3.000 años como especia y planta medicinal. Tiene un sabor entre picante y afrutado y contiene, además de distintas vitaminas, aceites esenciales y apreciados minerales.

Flores de saúco

Hipócrates, el médico más célebre de la antigüedad, ya denominaba al saúco como un «armario de medicinas». Sus numerosos principios activos como vitaminas C y B, aceites esenciales o ácidos frutales convierten a este arbusto de sabor ligeramente amargo en una de las plantas medicinales más populares a nivel mundial.

Pimienta negra

La pimienta negra, conocida también como la «reina de las especias», es actualmente, junto con la sal, la especia más importante del mundo. Procede originariamente de la costa de Malabar en la India y tiene un intenso sabor especiado y a la vez con distintos grados de picante. La antigua medicina del Ayurveda recomienda la pimienta negra no solo como condimento, sino también, debido a sus apreciadas sustancias, como planta medicinal.

Kombucha

La kombucha es una simbiosis de distintas levaduras y se bebe desde hace miles de años gracias a su aroma único y sus apreciados componentes. Tiene un sabor entre dulce y ácido y contiene, además de vitaminas C, B, D y K, hierro y el apreciado ácido fólico.

Hierba luisa

El cedrón, como también se conoce a la hierba luisa, se introdujo en Europa a finales del siglo XVIII. Procede de la soleada Sudamérica, donde es apreciada desde hace mucho tiempo como una importante planta medicinal. La hierba luisa pertenece a la familia de las verbenáceas y contiene importantes aceites esenciales.

Preparación

Vierte 250 ml de agua recién hervida sobre la bolsita. Dejala durante 5 minutos.

Deja una respuesta